Quiénes somos

Los misioneros espiritanos somos una congregación religiosa, fundada el día de Pentecostés de 1703, por un joven abogado francés, Claudio Poullart des Places.

En 1848 se fusionó con la congregación del Inmaculado Corazón de María, fundada por un judío convertido al catolicismo: Francisco Libermann.

Somos cerca de 3000 misioneros, que anunciamos el Evangelio en los cinco continentes. Nuestras misiones están en más de 60  países del mundo.

“Vamos especialmente a los pueblos, grupos y personas que no han escuchado la Buena Noticia de la salvación de Jesucristo; a los más pobres y necesitados, y a aquellos para los que la Iglesia no encuentra obreros”.
Vivimos en comunidad y estamos en España desde 1951, trabajando en la animación misionera del pueblo de Dios. Acompañamos a los jóvenes en su formación misionera. Formamos una gran familia espiritana que se preocupe por las misiones. Trabajamos en tareas pastorales y parroquiales que la Iglesia local nos confía.

Valoramos el papel de los seglares en la Iglesia, y tenemos diferentes grupos de laicos asociados a la congregación, que trabajan en misiones y colaboran con nuestras comunidades.

Anunciamos la Buena Noticia de Jesucristo a los pobres y oprimidos, y trabajamos por la Justicia y la Paz en el mundo.