Misioneros Espiritanos en Vietnam

 

Fuimos tres sacerdotes los que iniciamos esta misión en 2007. Pat Palmer, Federico Rossignol, y Trinh Le, espiritano vietnamita, miembro de la provincia de los Estados Unidos. En 2010 recibimos un nuevo nombramiento, el P. Quoc, también de la provincia de los Estados Unidos y también vietnamita.

Vietnam: profesión
Profesión de espiritanos vietanmitas.

Vietnam es oficialmente un país marxista-leninista, comunista. Uno de los pocos países que todavía se llaman así. Quienes visitan el país tienen otra impresión. Vietnam sigue el ejemplo chino, después de la caída del comunismo en Rusia y Europa Oriental.  Optó por un sistema económico capitalista. La economía es sólida. Los vietnamitas son emprendedores por naturaleza, buenos para ganar dinero. Pero no es un país libre; a menudo alguien cuida de recordárnoslo. Hay un único partido, una sola orientación política que no permite ninguna otra. Facebook se bloquea constantemente, cada vez que la autoridad no está de acuerdo con el material contenido en él. Cuando el Presidente Obama visitó el país, hace poco, algunos críticos fueron encerrados en sus casas. Hay libertad de religión, sólo hasta cierto punto.

La iglesia en Vietnam es una minoría (entre 7/8% de la población). Pero es una comunidad fuerte, bien organizada y muy segura, también hasta cierto punto. Las diócesis, parroquias, seminarios y congregaciones religiosas operan en luz del día. Pero no hay escuelas católicas, residencias universitarias ni hospitales católicos. También no existen revistas teológicas. Algo está empezando a cambiar debido a la apertura de algunas residencias universitarias privadas. Son muy pocos los habitantes rurales que tienen acceso a la educación superior. La iglesia intenta corregir esta ausencia. Todas las instituciones educativas fueron nacionalizadas. Los sacerdotes extranjeros no pueden trabajar en las parroquias. Por tratarse de una iglesia perseguida, la iglesia vietnamita tiende a cerrarse, no tiene proyección misionera. Una de las tareas de los grupos extranjeros como nosotros es suscitar y fortalecer el lado misionero de la iglesia. El Vaticano también está alentando a la iglesia vietnamita para que sea más misionera estableciendo relaciones con los países vecinos. Hemos recibido visitas frecuentes de personas del Vaticano, interesadas en el crecimiento de la iglesia en Vietnam.

Las congregaciones llegadas al país después de 1975 no son reconocidas por el gobierno. Nosotros, por ejemplo, no podemos encargarnos de escuelas ni de parroquias. Nuestro trabajo es la formación. Vietnam es rico en vocaciones; nadie sabe hasta cuándo durará esta situación; pero la verdad es que el número de aspirantes que vienen es cada vez mayor. A la diócesis de Saigón sólo en un año llegaron 43. Actualmente el número de estudiantes espiritanos, de diferentes niveles, es de 40. (Hay dos comunidades de formación con 23 estudiantes. Además doce están realizando la experiencia misionera en otros países o estudian teología en Filipinas. También hay un noviciado espiritano con 5 jóvenes vietnamitas y uno de la India). Somos muy cuidadosos en el discernimiento de las vocaciones. Sólo se aceptan a los solicitantes que ya tienen algún curso de nivel universitario, nunca a los de secundaria. El discernimiento es un proceso continuo y ha habido despidos. En Vietnam tenemos a los de los cursos de filosofía y el noviciado. Los cursos de teología tienen lugar en las Filipinas.

Novicios vietnamitas
Noviciado espiritano en Vietnam

Los cuatro sacerdotes Espiritanos también desarrollan labor pastoral, a tiempo parcial y no reconocido oficialmente: ayudan a las parroquias vecinas, enseñan francés e inglés. Dependemos totalmente de las autoridades locales. Si el párroco tiene buenas relaciones con la autoridad, también nosotros no tenemos problemas. Pero si hay desacuerdos entre ellos, nos advierten que no estamos en un país libre, como sucedió hace tres semanas con un grupo de voluntarios.

Introducir hermanos en Vietnam es un problema; es casi imposible, al menos para los africanos. Sólo si eres un estudiante o un empresario. Cuando nuestros hermanos africanos que trabajan en Taiwán nos visitan debido a alguna reunión, conseguimos visados temporales para ellos, clasificándoles de ‘pescadores’. Este verano vamos a tener la visita de otro hermano procedente de Estados Unidos, también de origen vietnamita, ordenado hace 10 años y el padre Duc Luong, que trabaja en Taiwán y Filipinas. Dentro de 3 años esperamos tener los primeros hermanos con votos perpetuos, ya ordenados. Será una nueva presencia aquí: serán originarios de Vietnam y no de los Estados Unidos. Nos sentimos bendecidos de estar aquí. Es un signo de esperanza para nuestra congregación.

Pat Palmer CSSp.

Post Author: juanlazaro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *