India: nueva misión espiritana.

La presencia espiritana en India comenzó en 2010 por iniciativa de un espiritano francés, el P. Gabriel Myotte-Duquet. Sin embargo él regresó a Francia, pero ahora hay tres hermanos: el padre Sergio Ballanger de Francia, el P. Juan Francisco de Isla Mauricio y un sacerdote nigeriano, recién llegado. La comunidad tiene una casa situada en Chennai, (antes Madrás), en el sureste de la India. La India es un país muy “religioso” donde el hinduismo tiene una gran influencia. Islam, cristianismo y budismo están también allí.

La India es diferente; como todas las misiones en Asia. Se dice que es la democracia más grande del mundo pero cuando se trata de abrirse a la religión, es otra cosa diferente. Los misioneros no pueden conseguir el visado. Se puede residir allí como turistas o estudiantes, es el caso de Juan Francisco. Ningún sacerdote extranjero puede trabajar en las parroquias ni incluso abrir una cuenta de banco. Los hermanos tienen que llevar de sus países el dinero en efectivo consigo. Oficialmente, los cristianos son el 2%. Pero en realidad pueden ser más del 10%. Puesto que la mayoría de cristianos no se muestran como tales para no perder algunos de sus derechos civiles y financieros.  La sociedad nacionalista hindú se opone a cualquier otra religión como el islam o el cristianismo. Tienen mucho miedo al proselitismo.

India. misión espiritana
Misión espiritana en India

A pesar de todo, nuestros hermanos espiritanos sobreviven en Chennai en la India suroriental: dos sacerdotes serán perpetuamente estudiantes.  Tenemos 7 alumnos en diferentes niveles de formación, y un cierto número de aspirantes en diversos colegios. Uno de los estudiantes es un sacerdote con 10 años de experiencia. Algunos de los estudiantes hicieron la mayor parte de su formación en África Oriental: Tanzania, Kénia y Etiopía. Por eso tienen experiencia de la misión, una experiencia muy positiva. Sin embargo ahora sienten que  deben identificarse más con la congregación que está en Asia. Dos de ellos están en el Noviciado en Vietnam; y harán la teología en Manilas, (Filipinas).

El grupo de la India está creciendo. La iglesia hace mucho tiempo que se estableció allí. Se siente orgullosa por tener a Santo Tomás como su fundador. La iglesia tiene una buena imagen debido a sus estructuras médicas y educativas. Las vocaciones están declinando, pero los Espiritanos, por la simplicidad de su vida comunitaria atraen a la gente. Habíamos estado allí en el siglo XIX en Pondichéry. Lástima de no haber permanecido.

La India posee una cultura muy fuerte, con influencia en el mundo. La iglesia necesita sentirse fuerte y nuestra congregación tiene una labor a desarrollar, la de estar al lado de los pobres, viviendo un estilo de vida simple que es muy importante como presencia cristiana.

Una cosa que me sorprende es la fuerza, nunca disminuida, del sistema de castas. Aunque negado, ejerce todavía una gran influencia en la población. Personas de baja casta todavía están en un nivel social muy bajo de respeto de prestigio y de reconocimiento; y esto ocurre incluso en la iglesia. Hay jóvenes, por ejemplo, a los que se les impide entrar en el seminario debido a su casta.

El reto ahora es darnos a conocer en el país; pero también aportar nuestra misión. Puede ser que podamos llevarlo acabo en el futuro trabajando con las personas necesitadas.

Pat Palmer CSSp.

Post Author: juanlazaro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *